Este site no usa ni cookies de analítica ni de marketing. Cumple con la GDPR y con ePrivacity. OK

¿Necesita tu empresa una página web?

Publicado por Israel Noguera

porque_tu_empresa_debe_estar_online.jpg

Si eres dueño de una pequeña empresa posiblemente te hayas preguntado si tu empresa necesita una web.

Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Para qué quiero tener una página web?
  • ¿Qué beneficios espero obtener para mi empresa teniendo presencia en Internet?
  • ¿Tengo una estrategia para incursionar en internet o al menos unos objetivos claros?
  • ¿Cuánto es el presupuesto que estoy dispuesto a invertir en tener una página web?

El objetivo de toda empresa que ingresa a Internet es siempre vender, sin importar el producto o servicio que se comercialice, siempre se busca vender más. Vender más productos, vender más servicios, vender mejor la imagen de la empresa, etc. Si estamos de acuerdo en que este es nuestro objetivo entonces lo que viene a continuación es establecer objetivos claros:

  • ¿Se prentende conseguir más clientes?
  • ¿Se prentende potenciar la marca?
  • ¿Se prentende hacer ventas efectivas por internet?

Las respuestas a estas preguntas nos ayudarán para elegir el tipo de página web necesario y proveedor.

Como el objetivo principal es mejorar las ventas entonces un elemento importante para ir descartando proveedores es la experiencia y conocimientos del marketing en Internet. Si una empresa o persona nos habla simplemente de la importancia de la parte estética de una página web entonces ese es un claro indicador de que estamos antes la persona menos indicada. Una página únicamente bonita no vende. Se necesita mucho más que una web bonita para vender, para llegar al cliente.

No dejes que cualquiera se encargue de tu web. Un sitio web para tu empresa lo debe hacer un equipo multidisciplinar de personas de distintas especialidades; expertos en marketing, programadores, comunicadores sociales, diseñadores gráficos, etc.

Contrata a alguien que conozca marketing en Internet, de optimización para buscadores (SEO), que sea capaz de mostrar ejemplos reales de clientes atendidos, de páginas web desarrolladas y bien posicionadas en los resultados de búsqueda, de clientes con experiencias exitosas de venta.

El precio es un tema muy importante, si nuestra elección de proveedor se basa solamente en el precio entonces es casi seguro que estamos cometiendo un error.

Casi todos saben que lo barato sale caro a la larga. En Internet esto es casi un hecho. Lo que no quiere decir que una página web tenga que ser necesariamente cara.

Pero si alguien nos ofrece una web completa, con catálogo, carrito de compras, diseño personalizado, galerías de fotos, hosting ilimitado, optimizada para Google y que va a rankear en los buscadores instantáneamente y a solo 200 euros, puedes dar por hecho que se trata de un fraude o sencillamente de alguien sin los conocimientos adecuados.

Ningún profesional respetable hará una web de esas características por un precio así por la sencilla razón que hacer todo eso requiere tiempo, el tiempo es el principal recurso del desarrollador y alguien que vende su tiempo a un precio tan bajo no puede ser un profesional de valor.

El desconocimiento de la psicología del usuario de internet por parte de los responsables en las empresas de elegir al proveedor de la página web hace que tomen decisiones equivocadas y que a mediano plazo perjudicarán económicamente a la empresa y harán perder un tiempo valioso en el ingreso de la empresa a Internet.

Antes de contratar el desarrollo de una página web hay que plantear nuestros objetivos y esbozar una estrategia para alcanzarlos. En caso no podamos hacerlo debemos exigir al proveedor que nos proponga la estrategia más adecuada para alcanzar los objetivos planteados. SI el proveedor no está en capacidad de diseñar una estrategia y llevarla a la práctica entonces lo más probable es que tengan frente a una persona que solamente sabe hacer páginas web.